Antiguos observadores de la creación, consumidores del fuego, el poeta Anabil Cuadra los descubre, nos indica y nos descubre.

UNIVERSO.

Infinito jardín parpadeante
adornado con fondo oscurecido,
te acompañan luciérnagas sin nido
danzarinas en fuga titilante.

Incansable amapola fulgurante
de colmados destellos sin sentido,
orquestado concierto colorido
luminoso a la noche visitante.

Carnaval alegrado por estrellas
palpitantes con brillos escarchados,
procesión incontable de doncellas

esparcidas en rayos compilados,
artificios alegres, ninfas bellas,
amalgama de tiempos ya pasados.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top