Entre la muerte de las piedras y el misterio de la caoba, la narrativa de Juan Mireles

El inmortal   La herida madura sigilosamente, adormeciéndome, casi sin ver; el gato maúlla por la palidez del potencial ente que se gesta en mi cuerpo filiforme. Aristóteles sigue con la palma de su mano hacia abajo, en la pintura, abre la tierra, el fuego expulsa demonios, los míos. Platón que ya no señala, el Leer másEntre la muerte de las piedras y el misterio de la caoba, la narrativa de Juan Mireles[…]

Top