Selección poética del español Luis E. Prieto. Arte de la chilena Macarena Marín

ROJO-AZUL, NEGRO-VERDE

Solo el gemido
irrumpe en el silencio misterioso
de lo oculto.

No dan vuelta los años
para recomponer las flores marchitas,
aunque el placer
se quedó colgado de las princesas
de ojos pícaros
que susurran pecados inconfesos.

Rojo y azul
         para la carne.
Negro y verde
         para la noche…

Las muñecas de labios de porcelana
han abierto sus delirios
que se esconden en la voz remota
de las madrugadas sin aire:
sexo de contrabando gris
para los anónimos traficantes vacíos
de tiempo y lunas.

Se ha roto el mercado del amor
en teléfonos sin líneas.

Rojo para la carne,
         negro para la noche…
 
 
 
PARTE DE MI

Parte de mí
                    se escapa
en las bifurcaciones húmedas
donde el amor se hace niño
y la pasión milagro.

Parte de mí
                    se rompe
entre las avenidas de las tumbas
con olor a savia rancia
y a pecados ocultos.

Dodecaedros de sexo negro
juegan a las tres esquinas del columpio
entre murmullos de lejanías:
                      óxido azul
                  que se bambolea
          en los confines de la tarde
     amanecida de hormonas y nubes.

Parte de mí
                    se finge
ojos en labios carnosos
entre tulipanes y margaritas
o en velos de añil y rosas.

Parte de mí
no entiende ser parte de un dolor
que rezuma cabizbajos placeres…
 
 
 
LLOVIZNEA…

Lloviznea…

El invierno intenta descabezar el blanco de los almendros que florecen confundidos de sol y aire. Nubes de primavera amanecida navegan al socaire de una brisa calma y tristona.

Mil calambres
andan jugando en la boca
insatisfecha del estómago,
cientos de nieblas opacas
se pelean
por reconvertir dudas en sonrisas,
certezas en dolores.

Nostalgias de mar y besos se agolpan en los mentideros de los ojos. Ahora la soledad se palpa como culebra agazapada bajo la tierra. Las manos se agrietan de entregas.

No se ha muerto la fe
pero está en los últimos derribos:
caricaturas sin ojos
han ido desfigurando el cáliz
de los deseos;
se va rompiendo el amor
de tanto acumular vacíos.

Acaso nos inunde alguna tarde un maremoto de azul intenso. Quizás, en cualquier alborada, se divisen las gaviotas merodeando el faro que se quedó en el abandono porque la noche se alarga.

Lloviznea, en esta mañana sin nombre…
 
 
 

Sobre el poeta
 
Luis E. Prieto (España, 1947) es escritor y ginecólogo. En el campo de la literatura se desempeña como director de la revista literaria Palabras Diversas y como co-responsable general de la Red Mundial de Escritores en Español – Remes. Ha sido nombrado miembro correspondiente por España del Círculo de Escritores de Venezuela, seleccionado para el Diccionario de Autores Contemporáneos de la Cátedra Miguel Delibes, asignado académico asociado de la Academia Latinoamericana de Literatura Moderna y nombrado miembro honorario de la Asociación de Escritores de Mérida, Venezuela.

 
 
Contacto
 
lepv@escribidor.com
palabrasdiversas@palabrasdiversas.com
 
 
Espacio personal
 
www.lepvelescribidor.es
 
 
Proyectos
 
www.palabrasdiversas.com
www.redescritoresespa.com
 
 

Sobre la artista
 
Macarena Marín Contador es licenciada en artes visuales de la Universidad de Chile. La obra que encabeza el material literario pertenece a su reciente exposición “Eco de dos almas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top