La poesía de Juan Carlos Vásquez – Arte por Valentina Mendiburo

CORPUS

Desde los ángulos con su deudas
hasta la orilla,
antes de respirar todo cuanto pienso
que es mi imaginación
todo cuanto choca pregunta
y algo vuela se corta
se hace una jungla
una mitad disputándose el cerebro.

En las paradas de autobuses,
en la cama,
en la biblioteca interfiere.

Al verme ser desde lejos
uno de nosotros como un teatro,
entonces cambiamos el otro actúa
y el otro se sienta.

Un lado de otro lado,
algo bajo el nombre
buscando una dirección
para unirnos de nuevo
pero ninguno sabe cómo
ni cuándo.
 
 
 
REVELACIONES

Tratando con los oligoelementos
y aminoácidos esenciales
para la recuperación neuronal,
desmoronando el cráneo
y la sinapsis me hundo
por ella,
con todo su esfuerzo
la mentira está de vuelta,
empuja todo el intento
bajo mis sienes y apunta.

En nuestras procesiones
todo es una maniobra
veloz y a destiempo,
el drama de quitarse la ropa
y fornicar.
 
 
 
LA FIESTA

En su esquina:
la silla,
el vino desatándose
en forma de auxilio
para centrar un punto
y pensar mientras
se filtran mis pupilas,

para sucumbir al sonido
con los nervios rotos
y estallar de euforia.

Fiesta conmigo
y amanezco sin rostro,
tras el latir del invierno
en júbilo secreto.

Todos los días con todos
los matices mi habitación
se inunda
y un reflejo de pirotecnias
me enceguece de esperanza…
 
 
 
SENOCAL

Que fue el senocal
y que ya no tienes ojos,
que aguardabas insomne
temblando contra el deseo,
oscilando sin rostro con una platica
exterminadora y desviabas el curso,
el infierno musical
donde la niña extraviada se hundía
sin ternura al salir el sol,
sola, en silencio, desabrigada,
más allá de todo.

Que fue el senocal
y que ya no tienes dedos,
que ya no comprendes y ya
no corriges,
que después de vomitar
te has tumbado
y un ciclo de reflexiones,
ráfagas, flores iluminadas.

Ya me invitastes otros años,
derrames de ternura y cuentos infantiles,
que si tomo las pastillas para
dormir ya no doy golpes
y el tiempo es un síntoma
que escarba.

A Alejandra Pizarnik
 
 
 
UN PUNTO EN LA PARED

¿Por qué no hay estatuas de desentendidos?
del lugar donde no pasa nada,
es allí donde la vida es lo que es.

Sin gente que arregle las posiciones
la retina es la retina,
no hay nada destructivo en esos muertos,
que ven la pared sin salirse del punto.

Para destruir la esperanza
solo bastan palabras,
ellos ya no tienen oídos,
para complicar las razones
solo tener cordura,
ellos ya no tiene cordura,

s o l o

v e n

un
p u n t o
e n
l a
p a r e d.
 
 
 
TRANSICIÓN

La vida descompone bajo moscas
hasta ser huesos tras los arbustos,
tiza en el asfalto.

Cae el ocaso y de la algarabía
solo quedan raros olores.

Los acróbatas que eligieron adornar,
como raras figuras perdieron la seducción
hundiéndose en sus carnes,

La vida se va y nos despide
burlándose,
quebrando nuestros dientes
para luego afilarlos,
arando bajo los ojos esos
surcos irreparables

La vida se va
y nos despide martillando,
obstruyendo,
engañando con sus solecitos
matutinos donde más de un tiempo
no sobrevive nada,
y todos respiran hasta asfixiarse,
arrodillándose,
y todos juntos:
rezar,
rogar,
demos gracias.

La vida dice
el tiempo pasa
y al final de todo
los más beneficiados
vuelven a ser los gusanos.
 
 

Sobre el poeta
 
Sin nombreJuan Carlos Vásquez (Valencia, Venezuela, 1972). Autor del libro de relatos Pedazos de Familia (Estival teatro, Venezuela, 2000). Otros textos han sido publicados en diversos volúmenes colectivos y antologías en Chile, México, Estados Unidos y España; asimismo en columnas periodísticas del Diario El Impulso (Barquisimeto, Venezuela). Formo parte del proyecto Literario y artistico Mirages from an Unreal World by Laura Orvieto, Author house (New Jersey, Estados Unidos 2010). Integrante del grupo cultural Spanic Attack (New York 2004). Obtiene distinciones en los Concursos de Poesía Pro lingüístico y Multimedia Premio Nosside (Calabria, Italia), Edizione 21/2005, Edizione 22/2006. Ha vivido en Tampa, FL, Nueva York, San Francisco (California) actualmente reside en la Coruña, España.

 
Espacio personal
 
Web: http://arquetiposdemiyo.blogspot.com
Facebook: http://www.facebook.com/vasquezjuancarlos
Twitter: http://www.twitter.com/jcvasquez
 
 
Corre electrónico
 
juancarlosvasquez72@hotmail.com
 
 

Sobre la artista
 
VMValentina Mendiburo nació en Santiago de Chile el 29 de enero de 1988. Desde pequeña se dedicó al dibujo y la pintura estudiando el 2004 con la artista Marcy Lanfranco en el taller domínica en Bellavista, el 2007 entra a estudiar a la academia de pintura Martín Soria.

Se licenció de artista visual con mención en pintura en la Universidad Finis Terrae de Santiago en el año 2009. El 2008 viaja a EEUU, lugar donde se especializa en el collage, la pintura, el dibujo y expone una serie de pinturas en la sinfónica de Baltimore.

De vuelta en Chile se dedica a la docencia trabajando como profesora de pintura y dibujo de manera independiente y de teoría del arte en la Universidad UNIACC.

El año 2011 realiza un postítulo en ilustración en la Universidad Finis Terrae, comenzando así a dedicarse a la diagramación e ilustración de discos de bandas chilenas emergentes.

Actualmente se dedica a la pintura en el Centro Cultural Espacio Bellavista, lugar donde también imparte un taller de Collage y Experimentación Pictórica.

 
Espacio personal
 
http://www.valentinamendiburo.com
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top