Selección poética de Ana Patricia Moya

DE RODILLAS, DELANTE DE MI CAMA De niña, tenía una cruz dorada clavada en la carne; ahora, mis oraciones salpicadas de culpa se reflejan en un rosario con cuenta de lágrimas. Conciencia sin limpiar. Pedazos ásperos que murmuro para mis adentros, pecados de mi insignificante existencia. Antes había terror: debajo de la cama estaba Dios. Leer másSelección poética de Ana Patricia Moya[…]

Top