Selección poética de Leonardo Alezones

JAURÍA
 
los mendigos son iguales en cualquier capital del mundo
niños que no tuvieron un abrazo
oliendo pegamento
esperando los frascos de pintura de uñas
culpando de su soledad a un dios que les resulta desconocido
¿quién vela por ellos en un sueño de mora y envenenados licores?
si me atrevo a cruzármelos por estas calles de la alta noche
acabaré destrozado en una pesquisa sin saber de repente
¿qué le dio tanta fuerza a estas mandíbulas de cristal
                                                    cuando llega su jauría silenciosa?
 
 
 
INTITULADO
 
todo poeta es un hombre santo
si se acuna bajo el ala de la muerte
así como cada pan deja su migaja
queda algo tras apagarse en aquellos ojos el fuego
que nunca se reduce a cenizas
puede haber discernido al vivir el instante
entre temerosas ruinas (por perros de la calle frecuentadas)
y los irrepetibles maullidos de las gatas celosas
entonces me fue dada la potestad de cantar
cuando nos disponíamos a tomar el té
en el filo de alguna estrella
de esas que son invisibles al anhelo humano
evadiendo la noche desde su mirada iluminadora
convergen los orígenes
de un salto al concreto de los emisarios
un basural lleno de mendigos atesta las aceras
junto a las putas chulos jíbaros rateros y transformistas
en espera de su congregación
que retumba como el acto de blanquear su pluma
ratas moribundas y hambrientas huyen de la catedral
¿dónde está?
la mano que en la penumbra me ha servido de guía
le pone máscaras de hierro a los proclamados tantas veces en los vitrales
hasta husmear con asombro
el cuerpo de un ave entreabierta en el pavimento
 
 
 
VIVENCIA
 
el tiempo jamás fue esclavo de los poetas
los que sueñen con la eternidad
declárense en la más ruinosa estancia
por no poder hacer soñar a los ríos
ni copular con estrellas mal nacidas

durante mi pasó nada se agitó
sin embargo mi alma se escuchó en otra
y con gratitud
regó una lágrima sus raíces
 
 
 
NADIE
 
¿quién fue?
¡nadie!
así respondieron los moradores
con miedo de ser observados
por la cuadrilla de motos
el ángel de nuevo
olvidó su ala en la escalera
tengo por pintar este pesebre
no exagerar
ni fruncir la tez amarilla
de los inquilinos
con paludismo y terror
mejor un tono púrpura
que le de la paz del maíz
cuando retoña
al pequeño cubierto por la sábana
 
 

Sobre el autor
 
LEONARDO ALEZONES LAU. 1983. Venezuela. Poeta y Artista Plástico, Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena 2002-2005. Es autor del poemario “Arcada” publicado dentro de la colección CADA DÍA UN LIBRO en el año 2008 como galardón en El Certamen Mayor De Las Letras y Las Artes Del Conac. “Amalivaca” en 2012 con Negro Sobre Blanco Editores. Actualmente trabaja con artistas de la región y alterna su obra con el periodismo cultural dentro de la Red Informativa Del Diario Negro Sobre Blanco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top