Ebibeyin propiedad de los sobrinos de Obiang Nguema – un aporte de Diario Rombe

Los sobrinos de Obiang, los Edjo dueños de Ebibeyin, se han hecho con media ciudad. El mayor, Baltasar Engonga Edjo, Ministro de Economía en varias ocasiones, Presidente del Consejo de Administración de CCEI BANK (desde hace más de 15 años) y Ministro de Integración Subregional (puesto creado para mantenerle ocupado) se ha construido una mansión, y frente a la puerta de la misma ha erigido una estatua suya.

El otro es Elías Ondo Edjo, eterno Delegado de Sanidad de la Región Continental; entre otras cosas, construyó un complejo turístico (restaurantes, bares y discotecas) que, a tenor del número de habitantes de la ciudad, parece más ruinoso que rentable.

Después… el todopoderoso Melchor Esono Edjo, el ex-Ministro Tesorero del Estado, también se ha construido un hotel en la ciudad (Inmaculada Hotel). Lo más llamativo no son los centenares de millones que ha derrochado en su construcción, sino la placa metálica colocada en lo alto del enorme monumento erigido junto a la entrada, con una escritura no menos excéntrica: “Puesto que estamos destinados a vivir poco, debemos hacer algo para demostrar que hemos vivido”, firma Melchor Esono Edjo.

Ahora los tres hermanos están construyendo una especie de pirulí cerca del hospital general de Ebibeyin. Según comentarios de los vecinos del lugar y jóvenes indignados en silencio, se trataría de una torre de atracciones de alrededor de veinte metros de altura, desde donde se podrá divisar toda la ciudad y sus alrededores.

Sin comentarios entre los ciudadanos. LOS EDJO EN DETALLES: Melchor fue tesorero pagador del Estado durante mas de 17 años, después fue nombrado ministro de Hacienda; su hermano Baltasar Engonga Edjo es el actual Ministro de la Integración Subregional, Gobernador del Banco Africano de Desarrollo, Presidente del Consejo de Administración de CCEIBANK, Vicepresidente Económico de INSESO.

Éste último lo lleva dirigiendo desde hace 15 años, y su primo Elías Abaga Nzo es el Delegado Nacional de INSESO, también lleva 14 años en este puesto. Estos 2 individuos están practicando todas las modalidades del regionalismo, odio, abuso de poder y malversación de fondos.

El señor Elías Abaga Nzo ha familiarizado el INSESO de Bata; hoy en día para entrar a trabajar en INSESO tienes que ser de la Provincia de Kie Ntem, o ingresar a través de una nota de recomendación de uno de los altos mandos del Gobierno (eso si es un hueso duro); de hecho todos los jefes de servicios del INSESO, desde el Inspector, Interventor, Administrador y el Secretario General son de la providencia de Kie Ntem.

Bueno, hay un Bubi de Secretario General (sin voz ni voto) y eso por que es amigo íntimo del delegado, el señor Elías Abaga Nzo. También hoy en día es un millonario a costa del salario de los asegurados, tiene varias viviendas en España, cuatro palacios en Malabo, múltiples edificios en Malabo, Bata y Ebebiyin, enormes talleres de automóviles en Malabo y Bata.

En el hospital DOCTOR LOERI COMBA tiene cuatro empresas a saber: Obimer, Limpianet, Presing Texting y una empresa ficticia de Fumigación, donde no se fumiga ni un sólo día; se sabe que Loeri Comba es la cuna de todos los mosquitos de Malabo.

En Loeri Comba a pesar de que el señor Abaga Nzo dice que estudió Derecho en Francia, se pasa el día insultando a los médicos cuando le da la gana, les retiene el salario, no les paga el dinero de las guardias, les cambia de servicios cuando le da la gana; le da igual que un ginecólogo vaya a trabajar en urgencias, un pediatra en cirugía, además está haciendo un negocio de extranjeros, trayendo a enfermeros expatriados de Guinea Konacri, que se pasan como médicos; estos médicos no saben hablar español, sólo francés; todo lo escriben en francés; la entrega de guardia es un caos.

Las enfermeras no saben leer el francés; claro, si la enfermera no puede leer lo que escribe el medico, no puedo cumplir el tratamiento y el que queda afectado es el enfermo, hasta hay enfermos que se mueren por negligencia de los médicos, porque él no considera a los médicos nativos, para él son un estorbo, por que no gana dinero con ellos, tampoco le interesa si al paciente lo han tratado bien o mal, lo único que le interesa a él y a Baltasar Engonga son sus negocios, hasta ya hay médicos nativos que han dimitido porque no pueden seguir aguantando al señor Abaga Nzo, tal es el caso de los jóvenes médicos Félix Pedro Esono e Iván Bernabé Molongua Ngore; otros prefieren pedir excedencia voluntaria.

Y no acaban aquí las extravagancias de los hombres del fundador del PDGE. Su yerno, Gabriel Mba Bela, alias Angaby, ex alcalde de Malabo, diputado y hombre de negocios, acaba de renovar su legión de criadas filipinas, esta vez vez ha actualizado el gusto incluyendo unas Brasileñas, quienes viven con él en su mansión de Malabo.

Además de sus sueldos, tienen derecho a ir de vacaciones anuales a su país con todos los gastos pagados, incluidos los billetes de avión. Sus médicos particulares son cubanos, y una de éstos se ha convertido en criada suya. No se sabe dónde vive Angaby, si en Malabo o en Madrid, donde a pesar de poseer varias mansiones, prefiere alojarse habitualmente en una suite del suntuoso hotel Ritz. Su flota de automóviles de lujo pasa sus revisiones anuales en Madrid.

Una vez a la semana, uno de los vuelos de la compañía CEIBA, le trae a Malabo carne y pescado frescos, además de verduras, hortalizas y frutas. Solamente en eso último me muestro comprensivo con él, pues en Malabo no hay verduras, ni hortalizas, ni frutas, y el pescado fresco escasea. Sin embargo, creo que con tanto dinero podría crear una granja agrícola propia y adquirir una embarcación pesquera para faenar en aguas guineanas, aunque fuera sólo para su consumo personal. Así le saldría más barato y, además, daría empleo a unos cuantos guineanos.

Y las excentricidades llenarían páginas enteras…

Tanto despilfarro en un país cuya capital carece de electricidad y la población no tiene agua corriente.

¿Es que el enriquecimiento ilícito de los hombres del PDGE les ha llevado a la locura, como ocurrió con el engorde antinatural de las vacas, que dio lugar a la enfermedad de las vacas locas en Europa? ¿Por qué a una época de vacas gordas sigue otra de vacas locas? ¿Y por qué a una época de humanos engordados y enriquecidos de forma ilícita sigue otra de humanos locos?

Autor: Miembro del circulo vicioso del PDGE y ciudadano de Ebibeyin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top