Micro cuentos de una noche sin memoria, de Mario Caamaño. Arte por Elizabeth López Avilés

        1. Él pensaba que ocultando el cadáver jamás lo descubrirían, lo echó dentro de un saco, encendió un cigarro y tomó rumbo hacia el peladero más cercano. De pronto, desde dentro se oían gritos, pero él no escuchó; la música en sus oídos era más gruesa que los gemidos del cuerpo. Lo sacudió violentamente contra Leer másMicro cuentos de una noche sin memoria, de Mario Caamaño. Arte por Elizabeth López Avilés[…]

Top