Bajo la poética de César Hidalgo y Fabio Delgado

CabeceraeNSAMBLE

En palabras escritas bajo la lámpara de un siglo tan desierto como incierto,   es donde se inscribe la poética de dos escritores de una América fecunda en sus rarezas. César Hidalgo, desde un sur salado en lágrimas y Fabio Delgado, en el retrato  memorial de la  Colombia selvática, inyectan en imágenes  la realidad poniéndolas sobre la mesa. La mezcla de recuerdos, sensaciones y pensamiento se acentúan en cuadros y murallas pobladas de historias.    La poesía y la política de su mismo ser, enfrenta las dificultades del tiempo,   haciendo del verso la lucha de sus propios miedos.

**** 

RECETA PARA  LONGANIZA

Un abuelo ebrio, que sea matarife,

una casa humilde llena de árboles,

 un niño sin figura paterna , clandestinidad

y una madre sobre  explotada.

Dictadura y pobreza

sazonadas con aleluyas y maldición de aménes

de abuela pentecostal  pinochetista.

Con cerdos de casa asustados

por el hacha en la frente,

de donde sacaremos la carne magra para

 la desdichada receta.

En que se la sufre toda el animal,

por el vino en el matador

cuyos golpes no son certeros.

Al final de los gritos barracos

La sangre entra en la tierra

Y ya tenemos el sacrificio.

Hay que salpimentarla con pimentón, ají

ajos y tripas corazón para embutir lo muerto

Deje reposar durante toda una  noche,

que puede  ser  tortura y silencio,

cuando los demonios salen del pantano

y pasean su noche entre maldiciones canutas.

Embuta lo macerado entre miedo y hambre.

 Ate firmemente para que no salgan

 los fantasmas del pasado.

Y coma con un trago amargo.

 

DIFUMINADO

El paisaje desaparece

porque todo es de alguien.

Hace rato el imperio de los pinos

arrasó con la verdad.

Los pájaros mueren de cáncer

porque los árboles

son antenas.

El deterioro del tiempo no existe,

el progreso llega antes

que todo envejezca.

Nos borran

destruyen la historia.

En algún hito nos reconocemos,

pero ya no hay qué mirar.

Le mentimos al río.

 

SUICIDIO

Llegará el día en que sea un show

el suicidio de los poetas.

Habrá apuestas y en cada avistamiento

iremos restándoles días y vida,

y sus lecturas se llenarán de curiosos

tomándose selfies

con el desgraciado vate de fondo.

Luego harán fila para beberse

las últimas copas con él.

Las muchachas aspirantes a poetas

harán nata en su cama sudaria.

No faltará la que guarde su semen

en un frasco

y cada vez que lo lea juegue con él,

cadencia tras cadencia,

en el respiro de cada verso,

y tras el remate lo volverá a guardar

para que el poeta no muera.


Sobre el autor: César Hidalgo Vera. Poeta y editor chileno. (1971) gestor cultural de Valparaíso y percusionista. En el 2010 publica  “Al Este de Todo” poemario co-editado con la editorial Inubicalistas.  Posteriormente es traducido y publicado al inglés por  el poeta norteamericano Robert Keisser. Este año se publica su  libro “Hojas Fantasmas”, por Editorial Conunhueno, de quien es gestor y director. Participa en la feria del Libro de Punta Arenas “Dinko Pavlov”  y en el Homenaje al poeta Aristóteles España, donde se entregan más  de 500 libros “Antología Breve de Aristóteles España”, poemas antologados  por  él.  Participa en la gestión de ciclos de lecturas y música. Principal gestor  de homenajes  al poeta Aristoteles España. Junto a su viuda  crean la fundación  “Poeta Aristóteles España”.

separador articulos

 

COMENTARIO PARA DULCE MARIA

 “Yo te fui desnudando de ti mismo,

de los “tús” superpuestos que la vida

te había ceñido…”

DULCE MARÍA LOYNAZ

  

Se pregunta Dulce María la noche en las manos,

se arquea el corazón cuando escribe su poema,

vigila los contornos de su amado en la memoria

y padece el misterio de lo incierto.

Hila sueños en su canasta rota.

Abre los brazos al silencio

va enjugando sus ojos desapercibidos

una tarde fracturada en ellos.

El alma desobliga el cuerpo.

Una honda sonrisa se estremece en el llanto,

perpleja ella misma vela un sigilo.

Se abraza con fuerza al amado.

**

EL ORIGEN DEL HOMBRE

                                                                              A Leidy

Las manos del pescador

insisten en acariciar las mallas.

La red se hace una con la piel de la ola,

espera el momento de la herida,

penetra el vientre del agua.

Cree él que se lleva algo

preñando la mar de angustias.

Ella va a parir a sus orillas,

bastardos que se adentran en el bosque:

Hijos gastados que se alimentan del suelo,

llevando a su boca el polvo

en que se han convertido.

**

LÓGICAS VITALES

  El tronco se destroza,

sobre el tronco el musgo

y un camino de hormigas sobre el musgo.

Es ver…

nacer a Dios del gemido del árbol,

ver la voracidad de la hormiga

devastando la hierba.


Sobre el autor: Fabio Delgado Micán nace en abril  de 1985 en Soacha, municipio de Cundinamarca, Colombia. Estudió Ciencias Sociales en la Universidad La Gran Colombia. Ha publicado en una serie de revistas de poesía varios de sus trabajos, ha sido gestor de colectivos literarios como VOCES DE QUIMERA en Bogotá y de grupos culturales como SEMINARÉ en compañía de Leidy Gutiérrez, Edwin Gamboa y Diego Landinez, colectivo cultural que les permitió trabajar desde una visión más amplia las Ciencias Humanas. En el 2015 publica Asma, bajo el sello de editorial Piedra de Toque. Ha participado en encuentros de Escritores en Colombia, México, Argentina y Bolivia.

separador articulos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top