Francisco Ballovera Estrada: Poesía desde el Régimen no televisado

AQUÍ NO ESTAMOS SOLOS.

Como viriles, jinetes
y héroes nos lanzamos al trepidante vacío,
en busca de nuestra libertad;
en medio de luciérnagas nos caemos.
…Con beso azul juvenil hipnotiza,
con veloz aire volador precisa
y, con vejez mirada ardiente del sol justifica:
Aquí no estamos solos.
Las huellas humanas son de hiel…
descontroladas, inseguras…
y sin embargo, las avispas incitan mi alma
mientras aún van volando las moscas,
pendientes para abalanzarse sobre fiambres caídos.
No nos caemos, no. Seguimos adelante;
contra el trémulo vacío,
en busca de nuestra libertad.

 


MIL NOVECIENTOS OCHENTA

Nació ayer un gallo placentero;
entre sangre, piedras
y huesos caen sus plumas,
en el gallinero…

Voy a burlarme de ti,…
a ritmo del viento. En forma de álgebra,
en forma de raíz cuadrada:
Lo que yo nunca entendí.

Diecisiete días había,
en medio de sol yaciente. No, entre dieciséis
y quince días, en calma. Te mentía,
eran los días catorce,
trece y doce la magia.

De ninguna manera,
un día diez, once
y nueve era
lleno de consuelo, de goce.

Nada de lo anterior fue así,
tampoco tenían el ser
ni en mil novecientos setenta
y nueve había qué ofrecer.

Voy a burlarme de ti,…
Nace el diecisiete de junio
un gallo placentero. No,
¿me equivoqué, granjero?
era en mayo, seguro
y entendiste mal.

Jamás fue el año mil novecientos ochenta,
ni el día diecisiete de junio:
Es un martes, ¿entre las diez
y once horas de la mañana?
En medio de sangre, munición,
huesos y cantos a la vez.

Había llorado antes el mástil
en enero. En febrero cree haber perdido
el feto. Entre el mes de marzo, abril
y mayo, atrás había dejado el fogoso estruendo.

Voy a burlarme de ti,…
A ritmo de la épica temporada,
en mes de mayo. Sí, diecisiete de junio,
en la arena desangrada cae la criatura;
en mil novecientos ochenta,
en medio de la cruel y vil dictadura.

 


BIOGRAFÍA DEL POETA.

Gutí-Fôgo BADJÁ TOIB (Francisco BALLOVERA ESTRADA) es un joven poeta de origen annobonés, natural de Anghändji, y nacido en la ciudad de San Antonio de Palea en la isla de Annobón, en 1980. Tras concluir sus primeros estudios en su isla natal, se traslada a Malabo (capital del país) para proseguir con los estudios secundarios y superiores.

En Malabo, los susurros de las musas le empiezan a dictar poesías, fruto de ello, teje sus primeros poemas, Lago de paz y El poeta en la orilla del mar. Hasta 2001 publica una de sus composiciones en la extinguida revista cultural El Patio, de la entonces CCH-G (Centro Cultural Hispano-Guineano), se trata de El eterno viaje, tres años más tarde, gana el Primer premio de poesía con la obra Guitarra, en la primera convocatoria de poesía, tras la inauguración del nuevo complejo de CCEM (Centro Cultural Español en Malabo) con ocasión del Día Mundial de la música. También publica La Huella en el semanario estatal, Ébano y en el Calendario Cultural de CCEM dedicado a la isla de Annobón en 2007 publica Lejos de mi tierra del mismo modo publica la obra Prisión en la nueva revista de CCEM Atanga. Es estudiante de Derecho en la UNED y es miembro de la Comisión Ejecutiva Nacional del partido político Convergencia para la Democracia Social de Guinea Ecuatorial. En el año 2013 obtiene un Diploma del Certamen Literario Internacional “12 de Octubre” por haber participado y ganado el Premio en la modalidad de Poesía, organizado por el Centro Cultural de España en Malabo.

El novel vate Gutí-Fôgo BADJÁ TOIB conscientemente asume con absoluta responsabilidad los guiños que le hacen las musas. En su sano juicio, considera que la poesía es un arma de combate, con ella librar lidias contra las monstruosidades de la presente generación humana; en sus composiciones lanza dardos contra la tiranía, felonía, egoísmo, la arrogancia y corrupción que imperan en su sociedad guineoecuatoriana del mundo.

El joven poeta que abre que desbroza su parcela de tierra en la villa de los grandes genios de rima, dispone de una talento excepcional que no lo posee cualquier persona; a pesar del trabajo y los estudios que le tienen casi marrado y la persiste lucha cotidiana por alimentar a su familia, siempre ha tenido tiempo para acudir a las íntimas citas cada vez que lo ha requerido la poesía. De su pluma fluye la poesía como si se tratase de un manantial; varias veces he sido testigo de sus creaciones, un solo día, es capaz de dar vida a más de cinco poemas, un caso infrecuente.

Leer y entender la poesía de Gutí-Fôgo Badjá en un tirón, a veces no es tarea fácil, este ejercicio no está al alcance de cualquier leyente. Entender la poesía de este hijo de Lodã, requiere hacer más de una lectura para entenderla. Para la compresión del arte de este vado, recomendaría a la relectura de las obras porque si no se hiciera, no se nutriría del mensaje que lleva encerrado.

Este joven poeta guineo ecuatoriano, es un firme reivindicador derecho que honran al hombre, con vehemencia clama la paz, la libertad de su encadenado pueblo, porque así le requiere la razón.

Lector a partir de ahora, esta obra pasa a ser suya, por tanto, júzgalo y hada de ella una pieza valiosa más de nuestra incipiente literatura.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top