La poesía maldita y la sociedad del cansancio, por Antonio Letelier

**** Al releer los versos de Rimbaud, el gran iluminado del siglo XIX, tropiezo con una belleza que hubiese preferido, quizás, no conocer: “Una noche senté a la belleza en mis rodillas y la encontré amarga y la injurié”. La poesía maldita, en su voraz intención de incendiar el romanticismo, sitúa en su centro un Leer másLa poesía maldita y la sociedad del cansancio, por Antonio Letelier[…]

Top