Risotto al azafrán, por Katherine Medina Rondón

A Enrique y Mariel, por no temer a hospedarme en sus corazones. A mi madre, que cosió con devoción mis alas. Y a ti, Gabriel, porque hemos ejercido el derecho de amarnos como nos viene en gana.       Advertencia [Las letras están hechas para ser cocidas] No es fácil cocinar se necesita ráfagas Leer másRisotto al azafrán, por Katherine Medina Rondón[…]

Top